lunes, 6 de agosto de 2012

Water Capítulo 20



                                                                                                Bruno.
Estabamos en el Hospital en la sala de espera. Ya que no era hora de visitas a pesar de que la mamá de Aurora estaba en el cuarto con ella. 
-Y, ¿A qué horas es hora de visita?- Le pregunté a Henry que estaba jugando con su PSP
-A las 6, pero la mayoría de las veces nos dejan entrar a las 5. 
Miré mi reloj y eran las 5:30, media hora solamente
Se abrió la puerta de el cuarto de Aurora, era su mamá. Yo me levanté y extendí mi mano para saludarla. 
-Hola...¿Bruno? - Abrió los ojos como platos. 
-Hola señora, me enteré que Aurora estaba mal. 
-Pues sí, está mal. Ya despertó pero no se ve bien.
-¿Puedo pasar a verla? 
-Está dormida, pero claro. 
Abrí la puerta de su cuarto, su mamá me dijo que le avisara si pasaba algo. 
Caminé hacia ella para verla mejor. Estaba acostada en la camilla, llena de tubos en la nariz, estaba perfectamente, su cabello era largo, lo tenía peinado en bucles y le caían por sus hombros. Si se veía enferma, su cara estaba demacrada, su piel tenía un tono amarillo, sus ojeras eran muy grandes y de un color morado. 
Le acaricié la mejilla. 
Abrió los ojos rápidamente.
-Tú! - Me dijo débilmente. 
-No te esfuerces, duerme. 
-No me voy a dormir., ¿Anoraknofobia? 
-Mira, cuando estés mejor hablamos de eso. Ahora concentrate en mejorarte. 
-No tengo sueño, estoy cansada de estar aqui acosatada, quiero correr. Quiero nieve, quiero chocolate. 
-Cuando te mejores lo tendrás. 
Tosió. 
-Quiero hablar. Justo ahora. - Dijo débil pero acusadora. 
-Pero no se puede. 
-Si se puede, yo quiero hablar. 
-¿Quieres hablar? - Pregunté descarado. 
-Si. 
-Y de qué? 
-De el por que te fuiste e inventaste una enfermedad falsa. Si te querías ir te hubieras ido, pero me hubieras dicho eso. Que ya no querías estar aqui. - Tosió otra vez
-Es que eso lo tenía que hacer, Susan vino y me dijo que papá no estaba contento de que yo estubiera aquí. 
-Y obedeciste. 
-Si, fuí a Florencia, estube ahí 6 meses, hoy recibí un mensaje de papá que viniera aquí e hiciera algo productivo. Con gusto me subí al avión, con decirte que nisiquiera empaqué, compré ropa en Los Angeles.
-Pero me hirió. Da igual, ya regresaste. 
-¿Qué te pasó? ¿Por que estás aquí? 
-Esa es fácil. Me accidenté por salvar a una familia. 
Me acerqué a ella y la Besé. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada