martes, 24 de enero de 2012

Water. Capitulo 3

Miro por la ventana minetras como huevo con tocino.
- Tus ojos son como las estrellas, prometo protegerte contra los malbados y cuando sea mas grande te compraré un casa muy grande con limosina- Dice Henry mientras camina con un trozo de papel en la mano caminando de un lado a otro.
-No prometas, actúa.- Digo y me llevo un gran pedazo de tocino a la boca.
-No te atragantes Auri - Me dice mamá
Trago el tocino y me levanto de la mesa.
- Aurora Hale! Tu plato. - Dice Henry iimitando la voz de mamá.
Agarro mi plato y entrecierro los ojos. Camino hacia la cocina y dejo el plato en el fregadero. Me quedo mirando por la ventana pensando en el estupido sueño de anoche.
- Akemi está afuera - Dice mamá con un tono emocionado.
Tocan la puerta.
- Abre tu Henry- Digo yo desde la cocina
-No! , Abriré yo, Henry, tu ve a la sala, Auri agarra la rosa que está en el florero ahí enseguida del fregadero.- Ordena mamá
Agarro la flor y se la entrego a Henry.
-Iré por mi mochila - Digo sin ánimos.
Camino por el pasillo que lleva a mi cuarto y escucho a Akemi. Me apresuro a agarrar mi mochila y salgo rapidamente para llegar a la sala.
Henry sostiene el pedazo de papel y la rosa con la otra mano.
- Akemi , Eres la luz de mis dias, el reflejo de mis pensamientos, tu figura esbelta y curvillinea enbellezen tu bello rostro. - Akemi y yo ponemos los ojos en blanco al escuchar ''curvilinea'' - Tus ojos son 2 estrellas profundas, como un mar no explorado y creeme, yo quiero estar ahí, para ser el primero en tu vida.-  Termina Henry con una sonrisa y le da la Rosa a Akemi
¿El primero en tu vida? ¿Que diablos es eso? Mi inocente hermanito de 9 años diciendo ser el primero en tu vida. Genial, lo perdí por completo.
- Nos vamos? - Digo yo tratando de salvar a Henry de una huillación.
- Si, Adios Henry, Adios Señora Hale, Ah y Herny Gracias por la rosa y el poema. - Dice Akemi caminan hacia afuera sacudiendo la mano hacia atras.
Cerré la puerta del carro y pongo mi mochila atras, como siempre lo hago, me despido con la mano de mamá y despues volteo a ver a Akemi y me rio.
- Eso si que estubo bueno - Digo todavía carcageandome
Akemi no dice nada y le sube al volumen de la radio, supongo que para no hablar más.
Yo me volteo a la ventana y veo todas las casas viejas del centro de Bakersfield , incluyendo la mía, claro. Recargo la cabeza en el respaldo y cierro los ojos.
- Um, supongo que, no quieres hacer nada para arreglar nuestra amistad- dice porfin Akemi
-¿Qué? - Digo abriendo los ojos y levantando mi cabeza. Volteo mi Cabeza hacia su dirección y le hago un gesto de confusión.
-Por lo de ayer.
-Ah ya, ¿Fué una peleea? ¿Estas enojada conmigo?
- Si y porsupuesto que si
- ¿Por que? , Yo no quería hablar del tema, Y para hacerte feliz, anoche soñe que besaba a un estupido chico.
- Lo conozco? - Dice Akemi con felicidad
- No lo sé, no lo logré reconocer, pero pues.. Olvidalo - Digo
- Bien, pero eso no cambia nada, sigo enojada contigo. - Dice y voltea hacia enfrente
-Que! - Digo enfurecida - Eso es completamente injusto
- Lo sé, pero no me interesa, Total, nací para eso- Dice Akemi con amargura
- No te entiendo- Volteo hacia ella y le pego una palma dita en los hombros
- Mis papá es juez, recuerdas?
- Ah, si, - pero sigo sin entender
- Ya no quiero hablar, calla. - Levanta su mano y la pone sobre mi  mano, mientras maneja. Yo la muerdo y quita su mano rápidamente
- Te demandaré - Me dice con tono enojado
- Ya Akemi, al grano, por que andas así?
- Bueno.. Mira, soy una de las mas populares y no quiero perder eso por tener una amiga que NUNCA ha tenido un novio, - Frena de repente
- Que te pasa!- La pellizco
- Hey! Pues es que arruinas mi reputación
-No! eso no me importa, lo que importa aquí es que casi nos matábamos! - Digo casi gritando
-Pues casi me gano una infracción, Duh! - Dice y señala el semáforo en rojo
- Pues no frenes en seco!
-Pues compra un maldito carro y maneja tu
Desde ahí el recorrido que faltaba fue muy silencioso.
Me bajé del carro de Akemi, un maldito e insípido Porche negro, y fui a clase de Matemáticas. Era un día bastante agitado por que era el primer día de clases, literalmente hablando, ya que solo habíamos salido de vacaciones de Diciembre.
-Heey, Auri! - Escuché a mis espaldas, voltié y ví a Alicia, una chica muy alta, cabello negro, ojos cafés y muy delgada.
- Hola Alicia! - Saludé pero cuando menos lo pensé ella me estaba abrazando
- Feliz año nuevo Aurii!
- Feliz año nuevo! , Pero tengo que ir a clase de Matemáticas
-Diablos, tenía tantas cosas que decirte, pero está bien.. Te veo en la cafeteria
Yo camino hacia las escaleras rogando que no esté Roger, mi compañero de asiento, que es un maldito copión y flojo. Un vil Bravucón.
Entré a el salón y mi asiento estaba solo. Suspire de alivio y me senté rapidamente.
- Feliz año nuevo a tooooodos en general- Dije y puse mis audifonos y puse mi iPod con todo el volumen.
Saqué mi libro de matemáticas y mi lápiz. Voltié a mi izquierda por que sentí que alguien se había sentado a mi lado, creí que era Roger, pero no, amenos que haya crecido 20 cm mas y se haya puesto a dieta. Cosa que no creo. Me quité los audifonos.
- Tu no te sientas aqui y no vas en esta clase. - Digo indiferente
- Desde ahora si, soy nuevo. - Dice el chico y me voltea a ver.
                                                         O-M-G!
                                                                                                              -LizzieG.














-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada