martes, 13 de noviembre de 2012

Mine, capítulo 49.


Mine, capítulo 49. "Holey".


--¿Qué me estás diciendo?--Le pregunto a Ellie mientras ella se sienta en el sillón y me hace espacio para que me siente con ella. Pero me quedo ahí parada--Escucha, Ellie, esto es ridículo. No puedo creer que él te ha enviado a hablar conmigo en su nombre.
  Ella agita la cabeza.
--No. Él no sabe que estoy aquí. Piensa que sigo en Holey.
Me inclino.
--¿En donde?
--En Holey. Es un centro... Te lo explicaré, ¿Si? Siéntate.
  Me siento enseguida de ella y cruzo mis piernas. Y espero.
--Lucas no sabe que estoy aquí. Les pedí a mis padres que no le dijeran que me dieron un descanso en Holey. Probablemente él ahora está encerrado en su cuarto casi cortándose las venas.
--¿Qué?
--No tengo idea que le hiciste, pero ahora está destrozado sin ti.
--¡Venga ya! ¡Fue él quién rompió conmigo!
--¡Pero fue por mí!
 Tengo que parpadear varias veces para que me llegue.
--¿Por tí? ¿Le dijiste que rompiera conmigo? Pensé...Pensé que eras mi amiga.
Ella agita la cabeza, molesta.
--Eres una cabezotas, Lena. Enserio. Yo no le dije que rompiera contigo, tonta, nunca podría pedirle eso.
--¿Entonces?
 Suspira.
--Él terminó contigo porque yo necesitaba ir a Holey.
--¿Pero qué es Holey? ¿De qué me hablas?
--¡Cállate Lena! Déjame explicarte.
--Muy bien.
Me cruzo de brazos y espero.
  Ellie suspira, muy cansada.
--Tú nunca preguntaste--Repone--Nunca nos preguntaste porqué nos mudábamos tanto, y en cierta parte fue un alivio, pero ahora necesito que me lo preguntes.
 Hago una pausa, y se lo pregunto.
--Mi familia se mudaba tanto por mí. No por negocios, si no por mí. Lena, estoy enferma. Lo he estado desde que tenía doce. Se llama TDC. ¿Conoces el término?
Niego.
--Trastorno Dismórfico Corporal.
Y aún así me suena a chino.
--Es un trastorno mental. Es cuando las personas se preocupan mucho por su imagen. De una forma enferma y retorcida, créeme. Desarrollé una Trastorno cuando tenía doce años, con respecto al maquillaje. Era imposible estar un momento sin esa cosa puesta en mi cara, y entraba en pánico cuando no. Me sentía... como si estuviera expuesta--Hace una pausa-- Así que nos mudamos a Europa porque ahí había una clínica que podía ayúdame...
   Al ver mi cara, ella se detiene.
--¿Quieres preguntarme algo? ¿Entiendes hasta este punto?
--¿Tienes un Trastorno estético?
--Bueno, sí. Pero tú lo haces sonar como si fuera una modelo o algo. Es un TDC. Es grave. No es como si quisiera proteger a mi ego; Es real.
  Parpadeo y agito mi cabeza hasta que me llega.
--¿Y cuanto tiempo te quedaste ahí, en esa clínica?
-- Me quedé en esa clínica mucho tiempo. Quiero decir, salí y un mes después mi familia se mudó aquí. Tengo 16 ahora. Haz las cuentas.
--¿Entonces no te curaste?
Niega.
--No lo entiendes. Nosotros no nos curamos; Es como la anorexia. Sólo continuas.
Hago una pausa.
--¿Entonces, caíste de nuevo?
Asiente.
--Es por eso que nos mudamos a otra cuidad para que yo asista de nuevo a una clínica que ofrece ayuda a personas como nosotros. Holey.
  Niego con la cabeza y saco mis pies del sillón.
--¿Porqué me cuentas esto?
--Porque es la razón por la cuál Lucas te dejó. No es porque no te quiera.
--¿Y porqué no me lo dijo él, demonios?
--Porque yo no quería. Lena, nadie sabe que nos mudamos porque tenía que ir a Holey. Tu familia piensa que nos mudamos por el trabajo de mis padres--Hace una pausa--Debiste ver tu cara cuando te dije que mi problema era con el maquillaje. Me avergüenza un poco, ¿Sí? No es un delito. Le pedí a Lucas que no te dijera nada al respecto. Y él no podía decirlo, y eso lo mataba. Así que... rompió contigo. Dios, me sentí tan culpable cuando me lo dijo.
  Ella pone sus dos manos en sus mejillas y niega, como una niña pequeña.
Me quedo callada.
--Dios. ¿Quieres café? Yo necesito café. Iré a hacer café ahora mismo.
Me levanto negando con la cabeza, gracias a Dios que Ellie no me sigue hasta la cocina.
Cuando vuelvo con dos tazas de café y me siento a su lado, pregunto:
--Muy bien. Tengo mi café, ahora sí; ¿Qué exactamente esperas que haga con la información que me acabas de dar?
--¡Habla con él! Él esta total y completamente fuera de sí. Aunque esté yo encerrada en Holey no significa que no me de cuenta. Mamá está preocupada. Y Jessie, Dios mío, está asustada. Piensa que él no la quiere o algo. No sé, no le puse mucha atención a mi madre cuando me lo dijo.
  Pero niego con la cabeza.
¡Dios, se supone que él me tiene que hablar a mi, no al revés!
--¿Y? ¿Qué le voy a decir? "Oye, sé que estás destrozado, hay que volver juntos. No te preocupes que las relaciones a larga distancia funcionan de maravilla para mí" ?
  Ellie toma un cojín y me golpea.
--¡No me importa, carajo! Sólo arreglalo, Lena. Vamos, ¿Me vas a decir que has estado muy bien sin él?
  Me quedo callada.
--Muy bien--Continúa--Entonces es tiempo de que te tragues ese orgullo y le hables por teléfono... Pero mañana. No quiero que me cache estando fuera de Holey--Me abraza rápido y se para--Me tengo que ir. Sólo me dieron un día y necesito conducir varias horas para estar con mi familia.
   Y desconcertada, lo único que soy capaz de decirle es:
--¿Quieres algo para el camino?


Esa tarde me quedo viendo el teléfono cerca de una hora hasta que decido que es tiempo de llamarle. Así que hago lo que Ellie me dijo: Me trago mi orgullo y le marco. Pero no contesta. Y le marco de nuevo, pero nada.
  ¿Y si no quiere hablar conmigo?
Ya, eso no tiene sentido. ¿Porqué no querría hablar conmigo si está ta destrozado como Ellie dice? ¿Y si Ellie mentía? No, ella no me confesaría lo de su TDC, o lo que sea, para nada. ¿Verdad? ¿Estaba mintiendo? No, que es estúpido... Ay, Dios, que estoy divagando.
  De cualquier manera, decido esperar hasta mañana (Como en un principio Ellie me dijo) , así que me lavo los dientes, me pongo mi pijama y miro el techo hasta que me quedo dormida.


Él no me llama al día siguiente. Y no lo hace al día siguiente a ese. Lo hace el tercer día, después de 20 llamadas mías. No es que las estuviera contando, ni nada.
 No sé ni siquiera porqué estoy tan asustada.
Pero no puedo quedarme en casa todo el día. Me pongo mi bufada alrededor del cuello y me abrocho el botón superior de mi saco negro bajando las escaleras de la entrada porque voy a recoger a Cariba.
  Entonces lo veo: Vestido con sus jeans de siempre y el pelo desordenado.
Lucas está parado en mi patio delantero. Me detengo lentamente y lo miro, poniendo un pelo detrás de mi oreja. Y aguanto esa necesidad de ir a besarlo.
--¿Qué haces aquí?
Parece confundido.
--Tú... Tu me llamaste.
--Bueno, sí. Lo hice. ¿Porqué no me contestaste en vez de venir a otra cuidad, Lucas?
--Es que Ellie habló conmigo.
Me quedo callada unos segundos.
--Sí. También habló conmigo.
Sonríe débilmente.
--Entonces necesitamos hablar. ¿ Vas a alguna parte?
Me mira de arriba a abajo.
--Bueno, iba a ir por mi hermana.
--¿Tu hermana?
Levanta una ceja, escéptico.
--Sí, bueno, te perdiste unas cosas mientras estuviste fuera.
Su cara cambia. Mierda, mira que bien lo he hecho.
--Me gustaría ponerme al tanto.
Dudo antes de decir:
--¿Quieres acompañarme? La llevaré al McDonald's, y podremos hablar mientras ella juega. ¿Te suena bien? ¿O tienes que irte? Tu hermana se fue en cuento llegó.
--Seguro, será encantador conocerla. ¿Desde cuando se están viendo?
--Desde hace unas semanas.
  Antes de saber lo que estoy haciendo, doy un paso enfrente y lo rodeo con mis brazos. E inmediatamente me abraza de vuelta y me levanta unos centímetros del piso.
--Te extrañé--Murmuro.
--Yo más.
Esta vez no lo detengo cuando me empieza a decir cosas cursis. Esta vez sólo me limito a dejar que el calor llegue a cada parte de mi ser, llenando mi corazón.

--Sthep S.
 No lo había publicado como se debe cada martes temprano porque lo acabo de terminar, porque la flojera siempre me gana... Pero aquí está :D (Y eso significa que pecaré de pereza y haré el sig. cap hasta el próximo lunes)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada